El colesterol es uno de los temas más debatidos en nutrición y cuando entra al debate la alimentación baja en carbohidratos y alta en grasa (LCHF). Se habla de la paradoja del colesterol debido a que los estándares de salud relacionados con el colesterol no se condicen con la evidencia reciente ni con la experiencia de quienes siguen alimentación LCHF.

Dave Feldman es un ingeniero que lleva bastante tiempo investigando sobre los lípidos. Debido a su formación, ve el problema y la solución desde un prisma completamente distinto al de la medicina: cada proceso biológico debe tener una razón de ser y una mecánica lógica de funcionamiento. No cuadra la explicación tradicional de que el colesterol LDL por sí mismo fuese factor de riesgo cardiovascular, debido a que no se está tomando en cuenta el conjunto de factores que influyen y es justamente aquello que investigó, con la mirada de un ingeniero.

El siguiente post es una traducción e interpretación de una guía sobre colesterol que Dave Feldman subió a su sitio. El objetivo de este post es explicar en forma simple el funcionamiento del colesterol de modo que sea entendido por cualquiera.

La fuente de nuestra energía cuando reducimos la ingesta de carbohidratos

Antes de hablar sobre el colesterol, tenemos que referirnos a cómo obtenemos energía cuando disminuimos al mínimo la ingesta de carbohidratos. La labor principal de los alimentos es suministrar energía al cuerpo, pero, ¿cómo llega esa energía a los distintos lugares que la necesitan?
Como todos los seres vivos, nuestro cuerpo está formado por células, desde los dedos de los pies hasta el corazón y el cerebro. Casi todas estas células necesitan energía y la gran mayoría la obtienen de la sangre que circula.

La fuente de energía que más se conoce y menciona son los carbohidratos. Nuestro cuerpo convierte los carbohidratos en glucosa (azúcar) y la deposita en el torrente sanguíneo para ser distribuida a las células, proceso que se hace con la ayuda de una hormona llamada insulina.

La otra gran fuente de energía de las células es la grasa, específicamente ácidos grasos. Al igual que la glucosa, las células también obtienen los ácidos grasos a través del torrente sanguíneo, pero con un detalle: la glucosa puede movilizarse fácilmente a través de la sangre, pero la grasa no.

Los ácidos grasos y la sangre son como agua y aceite, no se mezclan bien. Para solucionar este inconveniente nuestro cuerpo, de forma bastante inteligente, utiliza dos vías:

  1. Crea un paquete de tres ácidos grasos para formar una molécula llamada “triglicérido”.
  2. Crea unos transportadores, llamados lipoproteínas, para mover estos triglicéridos a través de la sangre.

La lipoproteina encargada de distribuir estos ácidos grasos es conocida como “very low density lipoprotein” o VLDL. Una vez que entrega la energía que transporta se transforma en una lipoproteína de baja densidad, la cual probablemente has oído mencionar: LDL.

Confusión común con el LDL

Lo más probable es que hayas oído o leído sobre el “colesterol” LDL, tal vez cuando te tomaste un examen de sangre y te dijeron “tu colesterol LDL está demasiado alto”. ¿Pero qué significa realmente esto?

Al igual que los triglicéridos, el colesterol no puede transportarse fácilmente por el torrente sanguíneo debido a que es un lípido y los lípidos no se mezclan bien con el agua. También hay otras cosas en nuestro cuerpo que necesitan ser distribuidas y que no se mezclan bien con el agua, tales como las vitaminas liposolubles (como la vitamina D y E, que para ser absorbidas necesitan lípidos).

Entonces tenemos triglicéridos, colesterol y vitaminas que necesitan un medio de transporte ya que no pueden movilizarse libremente en la sangre. Nuestro organismo tiene justamente lo necesario, un sistema de distribución tipo FedEx para todos los elementos que no se llevan bien con el agua y son requeridos por las células y se llama: LDL.

Confusión común con los triglicéridos

Probablemente también has oído hablar de los triglicéridos o los has leído en el mismo examen de sangre en que te midieron el colesterol. Cuando sigues una dieta baja en carbohidratos el primer indicador que disminuye son los triglicéridos. Es casi universalmente común que alguien siguiendo una LCHF tenga los triglicéridos muy bajos.

Es importante comprender que cuando te tomas un examen de sangre lo que se está midiendo son los elementos qué hay en la sangre en un momento determinado y que no están necesariamente en uso. Por ejemplo, el síntoma común de los diabéticos tipo 2 es tener muy alta la glucosa en la sangre. Esto ocurre porque los diabéticos son resistentes a la insulina y su cuerpo no puede transportar bien esa glucosa a las células. Puede incluso que coman la misma cantidad de comida que alguien sano, pero su glucosa aumenta a niveles mucho mayores y se mantiene así por más tiempo.

Si se reduce la ingesta de carbohidratos y se obtiene la energía principalmente de grasa, dlas células tienen una capacidad mayor de absorber los triglicéridos circulantes en la sangre. Por ende, aunque aumenten los triglicéridos que circulan en el torrente sanguíneo, igualmente disminuyen considerablemente y esto se ve reflejado en exámenes de sangre debido a que las células los están absorbiendo en reemplazo de la glucosa.

Confusión con las cetonas

Otra cosa que se asume comúnmente al seguir alimentación LCHF es que se obtiene la mayor parte de la energía de las cetonas, debido a que se está en cetosis. Es verdad que nuestro cuerpo crea más cetonas a partir de ácidos grasos que después utilizamos para alimentar a las células, lo cual es especialmente relevante para funciones cerebrales a las cuales las cetonas tienen acceso que las lipoproteínas no.

No obstante lo anterior, las cetonas son una fuente secundaria de energía aún en cetosis. La fuente principal de energía son ácidos grasos transportados a las células a través de partículas de LDL.

Aumenta el transporte de colesterol en una dieta LCHF

Ahora que hemos explicado que el cuerpo utiliza triglicéridos como energía y que por lo tanto aumenta el transporte de los mismos hacia las células, probablemente ya has empezado a conectar los puntos:

  1. Las células necesitan energía
  2. En una dieta altas en grasas y baja en carbohidratos la fuente primaría de energía es la grasa (triglicéridos)
  3. Para transportar triglicéridos a las células nuestro cuerpo necesita partículas VLDL que eventualmente se remodelan en LDL.
  4. Todas las VLDL contienen triglicéridos y colesterol (pero principalmente triglicéridos).

¿Hay riesgos?

Durante años nos han inculcado la idea de que colesterol en la sangre equivale a mayor riesgo de sufrir un infarto, pero que algo esté disponible no es lo mismo a que esté en uso.

Una analogía para entender lo anterior: Si vemos balsas de salvavidas flotando en el mar lo primero que se nos viene a la mente es que ocurrió un naufragio y hay personas en peligro. Sin embargo, todos los barcos que zarpan a alta mar llevan balsas salvavidas por si ocurre alguna emergencia. Si contamos todas las balsas de los barcos que están navegando no podemos asumir qué hay mucho peligro por el simple hecho de que sean muchas, ya que no están en uso sino sólo siendo transportadas por los barcos.

El colesterol es como las balsas y el LDL serían los barcos. Incluso si ese colesterol viaja junto a los triglicéridos en los barcos (LDL), no significa que vaya a ser usado y si no es usado el hígado se encarga de reciclarlo y recircularlo. En estricto rigor no es relevante la cantidad de colesterol en la sangre, sino el colesterol que causa placa en las arterias y desarrolla aterosclerosis. Este es el centro del debate en torno al colesterol ¿Es relevante la cantidad de colesterol en la sangre o incluso es evidencia de qué hay daño el sólo hecho de que contemos colesterol aunque no esté en uso?

Diego Navarro

6 comentarios en «Una simple guía del colesterol en Low Carb»
  1. Hola Diego gracias por tan buen artículo, desde hace un buen tiempo mantengo un estilo de vida con una alimentación baja en carbohidratos y alta en grasas, tengo 45 años – me acabo de realizar un perfil lipídico y estos son los resultados: Colesterol Total 321mg/dl – Triglicéridos 146 mg/dl – Fracción VLDL 29 mg/dl – Fracción LDL 248 mg/dl – colesterol HDL 44 mg/dl – Índice Arterial 7.3 – creatinina en sangre 1.11 mg/dl – agradezco tu experta opinión.

      1. dieta cetogenica – entre otros:
        pancetas (bacon)
        mantequilla
        aceite de coco
        leche
        queso
        huevos
        carne
        pollo
        almendras
        aguacate
        verduras

  2. Hola, he leído y he tratado de buscar información respecto a alimentación low carb porque me gustaría hacer un cambio en mi vida. Gracias por la información entregada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *