Soy diabética desde los 20 años y fui tratada durante 21 años como diabética Tipo II (metformina  y dieta típica para diabéticos), pero un análisis más especifico, determino que yo era y había sido siempre diabética tipo I, y así la insulina se incorporó a mi vida.

Toda mi vida hice lo indicado por el diabetólogo de turno; todos indicaban lo mismo y no logré nunca controlar mis niveles.

Con el paso del tiempo comencé a ganar peso a pesar de todo lo que me recomendaban mis médicos, incluso un diabetólogo me recomendó que viera la posibilidad de bypass gástrico y que se me acabarían todos mis problemas. No calificaba para tal indicación, por lo que fue postergada.

En Enero del 2018, con ya 46 años y 26 años siendo diabética, comencé mis vacaciones; comenté a mi cuñado médico lo oscilante de mis mediciones, que podía estar en 350 de glicemia al medio día y 40 por las madrugadas y que la única recomendación de mi diabetólogo era “si sube ponte más insulina y si baja come carbohidratos y/o azúcar para subirla un poco” y eso no estaba resultando.

El me recomendó probar Dieta #Keto o Cetogénica y comenzó todo un cambio en mi vida. Soy muy rigurosa y metódica, así que no fue difícil seguir las indicaciones, nada perdía.

Al seguir ésta forma de vida, he logrado mucho:

  • Mis glicemias y hemoglobinas glicosiladas han bajado a niveles adecuados y casi normales
  • He bajado mi dosis de insulina lenta de 30 unidades a 3 unidades diarias.
  • He dejado de consumir medicamentos anexos tales como Metformina (hipoglicemiantes), Forxiga (hipoglicemientes), Atorvastatina (hipolipemiante).
  • He salvado mis riñones de una segura deficiencia renal si mantenía esos niveles de insulina inyectada y esa cantidad de medicamentos que ya llevaban muchos años atormentando a mi cuerpo.
  • He aprendido a escuchar a mi cuerpo y  darle la alimentación que necesita.
  • He mejorado todos mis indicadores médicos.
  • He logrado bajar de peso sin sufrir hambre.
  • He aprendido que los ayunos no son malos, sino más bien, la oportunidad que le das a tu cuerpo para autorepararse, y que no es una locura estar 10 días sin comer como mi último ayuno, son 10 días en que el mecánico de mi cuerpo está de cabeza limpiando y sanando mis células dañadas.
  • He comprobado que sin rigurosidad en las mediciones diarias tanto de glicemias y nivel de cetonas, no hubiera sido posible lograr el conocimiento y aprendizaje de mi cuerpo y el auspicioso comportamiento de mi diabetes bajo estas nuevas condiciones.
  • He aprendido que la sabiduría de mis abuelos y bisabuelos no ha sido superada por la modernidad nutricional, que nos ha vuelto enfermos y adictos a alimentos que no lo son y nos obliga a tomar medicamentos que solo nos enferman aun más.
  • He aprendido que no podemos dejar en otros lo que debemos saber nosotros, nosotros debemos leer los componentes de lo que comemos, nosotros debemos cuestionar, debemos preguntar, debemos buscar, escuchar, leer, no dejar en otros nuestro cuidado.

Todo lo antes señalado está respaldado por muchísimos exámenes, que muestran mi lapidario antes y mi maravilloso después:

antes de comenzar con keto (comiendo «normal»)
bajo dieta Keto Low Carb estricta, sin medicamentos , solo insulina lenta y rapida en mucha menor medida

Hoy junto a mi esposo y mi hija, formamos una hermosa, saludable y feliz familia Keto.

Ana María Chávez Hermosilla

Ingeniero Comercial, Contador Auditor.

3 comentarios en «T#8: Si sube ponte más insulina y si baja come CH y/o azúcar para subirla un poco»
  1. Es un tremendo testimonio, sin lugar a dudas. Tu fortaleza y tu valentía son ejemplares. No es fácil ir contra la corriente de lo establecido. Mis felicitaciones y mi admiración.

    1. Ojalá mas personas se animen a cambiar de hábitos. Yo nací con una patología, pero la mayoría de la gente la adquiere, y está en sus manos mejorar. Ojalá yo hubiera tenido esa oportunidad. Gracias por tus comentarios.

  2. Doy fe de la rigurosidad conductual de mi prima…. Y también de lo bien que está ahora….
    No es propaganda…. Es una realidad….
    Soy enfermera, y mi trabajo es lidiar con la complicacion diabetica llamada Pie Diabético, a donde el 60 % de los Diabéticos llegan… Y demaciados terminan amputados…
    Solo puedo decir que la mejora en la calidad de vida que produce este método, bien vale la pena el estudio,
    el orden en la alimentación y el intentar nuevas cosas….

Responder a Ana María Chávez Hermosilla Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.