Después de vivir un año y medio con dieta de nutricionista tradicional, busqué alternativas a pesar de haber bajado de peso. ¿Razón? Me cansé tener hambre todo el día. Esta es mi historia:

A comienzos del 2016, y con años de mal nutrición, el (literal) peso me estaba pasando la cuenta. Mido 1.83mts y pesaba 90 kg. Después de años de vivir con una lesión a la rodilla, el peso me jugaba en contra. Pasé 2 meses con una dieta «mía» y me di cuenta que no llegaría lejos. Fue cuando decidí que tenía que ver a un profesional. Y ahí empezó la travesía.

Fuimos con mi señora a una nutricionista de renombre en Iquique, quien nos dió una lista de cosas que debíamos hacer y comer. La sacó de un cajón (las tenía impresas). Nos dijo «deben bajar 4 kilos el primer mes». Dura tarea, pero lo hicimos.

Fuimos al supermercado y nos hicimos amigos de todos los productos light y comenzamos los ejercicios. Logramos la meta de los 4kg en el primer mes. A mi señora le costó más generar musculatura, a mi no.

Comíamos «algo» cada 3 horas y nuestros colaciones (desayuno, almuerzo y cena), eran todo light. Logré bajar a 74kg al cabo de 8 meses. En los 3 meses siguientes subí 5 (79kg) y así me mantuve durante muchos meses.

Me acostumbré a llevar bolsas con frutos secos y/o frutas. Comer cada 3 horas, impulsa a tener hambre en todo momento. En mi caso, esto fue el extremo. Estaba reuniones con clientes y sacaba mis bolsitas o frutas y sin miedo comía delante de todo el mundo. Todo estaba bien, mientras tuviera comida cerca. Pero si no la tenía, el hambre era terriblemente voraz. En esas mismas reuniones, era capaz de parar la reunión por ir a comprar «algo a la esquina».

Vivir pendiente de tener para comer y tener hambre todo el tiempo, me cansó. Llegué a la casa un día, habían visitas y yo pasé de largo a la cocina sin saludar a nadie. Abrí el refrigerador y me puse a comer como desesperado. Giré y las visitas me miraban extrañadísimos. Ahí me di cuenta que estaba mal.

Fue ahí que un amigo me habló del Método Grez. «Están locos» pensé. Como era eso de comer grasas? no se puede. Pero algo me quedó y comencé a investigar. De pronto, alguien me regaló el 1º libro y fue como que me abrieran la puerta a un universo paralelo.

Escribo esto a 1 año y medio de comenzar el Método Grez, estos son los beneficios que he notado hasta ahora:

  • bajé 5 kg más de lo que más pude logré con dieta «tradicional». ahora hago 30 minutos de ejercicios, cuando me acuerdo. en aquel entonces, hacía 2 horas diarias todos los dias!
  • se me quitó la acidez estomacal. con dieta «tradicional» me bajó es cierto, pero todos los lunes amanecía con acidez. tampoco podía comer ajo o aceitunas. mucho café tampoco. ahora como de todo!
  • se me quitaron las espinillas. un problema de toda la vida. a los 15 dejé de comer mantequilla porque «me generaban espinillas». nunca me pude afeitar 2 días seguidos. a los 45 me afeito todos los días y como mantequilla por montones. «me paso» de carbohidratos, y al día siguiente fijo que tengo espinillas.
  • me crece más el cabello. llegado a los 40, salía de la ducha y las manos las llevaba llenas de pelos. hoy son 2 o 3 a lo sumo.
  • me cambió la piel. tengo dudas que sólo la grasitud me haya afectado. tiendo a pensar que es otra cosa. varios me han dicho que «me veo más joven».
  • fuerza/potencia física. a pesar que ejercito mucho menos, siento que logro más que antes. me agoto menos o, doy más.
  • más concentración/menos somnolencia. típico Iquiqueño tomaba siestas. llegó el minuto que me acostaba y sólo miraba el techo. ya no tomo siestas. ni siquiera me viene ese «decaimiento» después de almorzar. durante el día como que estoy «más atento».
  • mejora articular. el 2010 sufrí un corte del ligamento cruzado anterior de mi rodilla derecha. en el evento, me fisuré un cartílago. 6 meses después de iniciar MG, me volví a doblar la rodilla (jugando a la pelota). en las radiografías esa fisura se cicatrizó. el traumatólogo me dijo «eso no sucede». lo cierto es que las molestias por mi rodilla se redujeron al mínimo. casi nunca me molesta.
  • mejora en el líbido. tengo que explicarlo? XD
  • mejoras en las idas al baño. mi frecuencia se redujo a una vez por día. antes iba cada vez que comía. no entraré en detalles, pero aquí tuve muchos cambios 🙂

Vladimir Prieto

2 comentarios en «T#1: Me cansó tener hambre todo el tiempo»
  1. Gracias Vladimir por contarnos tu experiencia. Creo que muchos/as nos sentimos representados en algo de lo que contaste. Entiendo que ahora todo está OK con la dieta que llevas (Grez y Low Carb, por mo que dices en tu Twitter), o no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.